Historia del Masters

augusta

El Masters, más comúnmente conocido como Masters de Augusta, es uno de los cuatro torneos más importantes en el calendario masculino de golf y el primero que se celebra cada año. La ronda final del torneo tiene lugar anualmente el fin de semana del segundo domingo de abril. A diferencia del resto de majors, el Masters tiene una sede fija, el Augusta National Golf Club, un club de golf privado situado en Augusta, Georgia, Estados Unidos. Los precursores del torneo fueron los jugadores Clifford Roberts y Bobby Jones, quienes diseñaron el campo junto al legendario diseñador de recorridos Alister MacKenzie.

De manera similar al resto de majors, ganar el Masters otorga al golfista que lo consigue ciertos privilegios: Es automáticamente invitado a jugar los otros tres majors durante los siguientes cinco años, y consigue una invitación de por vida para jugar el Masters. También entra a formar parte del PGA Tour y recibe invitación para jugar el torneo The Players’ durante los siguientes cinco años.

Durante los primeros cinco años el evento se llamo Augusta National Invitational Tourmament, por pensar que la palabra Masters podía ser muy pretensiosa.

Jones y el arquitecto Alister MacKenzie, quería una cancha que requiriera gran concentración del jugador para poner la pelota donde desearan.

Las azaleas están siempre florecidas y las luz que reflejan los blancos bunkers contrasta con el intenso verde del pasto de toda la cancha y los uniformes blancos de los caddies.

Cuando se disputa el primer Masters en 1934 un suceso atrapó la atención, fue el gran retorno de Bobby, quien parecía uno de los favoritos para ganar. Sin embargo, en el destino estaba marcado que el consentido de todos y anfitrión del naciente clásico nunca triunfaría en su propio campo. En sus pocas participaciones en el Masters, lo mejor que pudo obtener fue un decimotercer lugar.

Nunca un amateur ha logrado ganar este torneo, los niveles en los que se juega el golf profesional, hacen casi imposible tener un campeón amateur, pero uno nunca sabe cuando llegará alguien que lo logre.

El premio más significativo del torneo, sin embargo, es la codiciada “chaqueta verde”. Además de este premio, el ganador del torneo recibe una Medalla de Oro y su nombre es grabado en el Trofeo de los Maestros. Este trofeo, que representa la sede del club, fue entregado por primera vez en 1961 y permanece en el club. Desde 1993, una réplica del trofeo es entregada al ganador como reconocimiento. Por su parte, el finalista recibe una medalla de plata, y desde 1978, una bandeja de plata.

SACO-VERDE

Chaqueta verde

Además del premio en dinero, el ganador del torneo recibe la chaqueta verde, símbolo distintivo del torneo. Este premio se otorga desde 1949 y es muy preciado entre los profesionales del golf. Esta chaqueta es, de hecho, el símbolo del club y lo usan habitualmente sus socios en el campo. Los ganadores guardan la chaqueta durante el año después de su victoria, y la devuelven al club en la siguiente edición del torneo. La tradición comenzó en 1949, año en el que Sam Snead ganó el torneo. Solamente el vencedor de cada edición puede sacar la chaqueta del club de golf, tras lo cual debe devolverla al club. La única excepción a esta tradición ocurrió en 1962, cuando Gary Player, ganador de la edición anterior, no devolvió la chaqueta, a pesar de la insistencia del club en que lo hiciera.

La tradición también dicta que el vencedor de la edición anterior imponga la chaqueta al ganador de la edición en curso. En 1966, Jack Nicklaus se convirtió en el primer jugador en ganar el torneo en años consecutivos, por lo que él mismo se vistió la chaqueta. Cuando Nick Faldo (en 1990) y Tiger Woods (en 2002) ganaron el torneo también consecutivamente, fue el presidente del Augusta National Golf Club quien les impuso la chaqueta.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios