La Belleza vs La Experiencia

Un padre mayor, su hijo, y el nieto, un joven de unos 17 años, fueron al club a jugar su vuelta semanal de golf. Justo cuando estaban llegando al primer tee, una joven y espectacular rubia llevando su propia bolsa de palos se les acerca.

Les cuenta que el socio que la había invitado a jugar tuvo una emergencia, se tuvo que ir, y le pide al trío si puede jugar con ellos. Naturalmente, todos aceptaron.

Sonriendo, la rubia les agradeció y les dijo, “Miren muchachos, yo trabajo como bailarina en un bar, así que ya nada me sorprende. Si cualquiera de Uds. quiere fumar un cigarro, tomar cerveza, apostar, insultar, contar chistes verdes o hacer algo que harían normalmente cuando juegan juntos, adelante. Pero a mí me gusta jugar al golf y me considero bastante buena jugadora, por lo que les pido que no me aconsejen ni me digan cómo jugar”

Con esto, lo hombres se relajaron y la invitaron a pegar primero.

Todos los ojos estaban apuntados al hermoso cuerpo de la rubia cuando se agachó a poner la pelota en el tee. Ella agarró su driver y pegó 270 yardas al medio del fairway, justo enfrente del green.

El abuelo boquiabierto dijo “Eso fue sensacional!”. La rubia guardó el driver y dijo” No le pegué del todo bien, salió un poquito con fade”. Después que los tres hombres pegaron sus drives, y sus segundos tiros, la rubia agarró un hierro 8 y puso la bola a 2 metros de la bandera . El hijo dijo “qué bárbaro, la jugaste perfecto!!”

La rubia arrugó el entrecejo y dijo: “Fue un poco débil, pero aunque hubiera jugado un 7 suave hubiera sido mucho palo. Ahora tengo un putt bastante complicado” . Entonces fue y la tocó fácilmente hacia el hoyo para conseguir el birdie.

Con el honor, la rubia pegó primero en el hoyo 2, la mató, y la bola aterrizó a 300 yardas clavada en el medio del fairway.

Por el resto de la ronda, la escultural rubia continuó sorprendiendo a los muchachos, silenciosa y metódicamente consiguiendo par o menos en cada hoyo.

Cuando llegaron al green del 18 la rubia estaba 3 bajo el par y tenía un putt de 4 metros en un green bastante ondulado para par. Después de mirar la caída, se dio vuelta y le dijo a los tres muchachos:

“Realmente quiero agradecerles por no actuar como una panda de impresentables contándome qué palo usar o cómo jugar un tiro, pero necesito este putt para hacer 69 y realmente quiero romper la barrera de los 70 en esta cancha. Si alguno de Uds. me puede decir cómo hacer par en este hoyo, yo lo llevaría a mi apartamento, le cocinaría una cena espectacular y le haría pasar un rato sensacional durante el resto de la noche.”

El nieto salta enseguida, mira la caída del putt de la rubia y finalmente le dice “Apunta 10cm a la derecha del hoyo y pegale firme. Va a saltar por arriba de aquella lomada y va a caer justo hacia el hoyo”

El padre, con aires de superado, se arrodilló y calculó la caída usando su putter como plomada. “No le hagas caso al muchacho querida, apunta 20 cm. a la derecha y pegale no tan firme así cae solita después de la loma”

El abuelo con la cabeza totalmente cubierta de canas fue caminando lentamente hacia la bola de la rubia, la levantó, se la dio y le dijo: “ESTÁ DADA!!”

La rubia sonrió y le dijo… “vamos en tu coche o en el mío???”

Moraleja: 

“La edad, y la experiencia, siempre le ganarán a la destreza y a la vitalidad juvenil”

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios